Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2010

.

No les creo nada; es muy fácil confundir el ritmo con el palpitar y la sangre con el vino.
Soy espejo, lo que ves, no condena ni libera, porque falso es morir cuando el acto, apenas comienza.