Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2012

Tengo una costra.

Viví hace doscientas décadas en un lugar que ya no existe, morí como hombre que muere por ideales que se empobrecen con el tiempo. Heme aquí improvisando versos, queriendo arrebatarle la muerte a mis axilas.  Sucedo como el tiempo que no existe sucede en las cabezas de los vivos, que dicen vivir al menos. Sus almas también pobres se atreven a gritar cosas, que intelectuales y artistas gritarían en su más ambiciosa ebriedad. Y dónde esta la verdad. En la mugre de mis uñas. Se mueren evitando ser homosexuales y lesbianas cuando su naturaleza es ambigua como la misma naturaleza lo es. Disposición del hombre llamarle madre a la tierra y al cielo padre, pero ninguno ruega ser sometido, ni defiende su veracidad. Hay cosas que están muy claras en mi mundo de mierda.

I.

Te llamo mi vida, no por el cliché y los nombres empalagosos que se dicen las parejas para demostrarse cariño. Te llamo vida por que efectivamente al hacerte parte de mis días, de todos, te convierto en parte de mí. Egoísta pero de las buenas, porque hay que decirlo, no te poseo.
Dos años ♥

Letra ce

Cada año me pasa lo mismo, no pienso en ti la mayoría del tiempo pues no deseo que la oportunidad de pensar en algo que no tengo me haga sentir todavía menos de lo que me puedo estimar. Tampoco es cuestión de autoestima es importante no mal interpretar. Es que a veces, cuando algo te importa demasiado dejas de tomarle importancia a las demás cosas y resulta complicado. He pensado mucho desde siempre, pero más estos días, ni en mis sueños dejo de pensar; cuando despierto, es con una sensación de extrañes, siento que todo no esta en su lugar, como si tuviera que estar algo en su lugar y no tiene sentido; aunque sé que tú no puedes soñar.
Hace unos días no pude evitar pensar en eso de nuevo, en todos los momentos, porque nunca han sido más que eso, momentos. De repente todo esta muy claro, somos dos que piensan en lo mismo, no con la misma frecuencia, ni al mismo tiempo, pero pensamos lo mismo. En todos esos momentos que recuerdo pasó, estábamos ahí para pensar igual pero nadie nunca no…