miércoles, 1 de julio de 2009
ya casi vuelvo.


8 comments
Siempre hay algo que reclamarle a la vida, siempre existen esas trabas, esas pinchis hediondas costumbres difícil de cambiar, esos pensamientos negativos, esas ideas a las que le tienes que encontrar la última pieza aunque si quiera haya alguna que armar. De vez en vez algo nuevo se te arrima, como intentando entrar por esos huequitos que dejas al descubierto por equivocación. Sucede entonces, alguien entra y no te das cuenta. Sientes que te invaden, que te quieren conquistar a la Napoleón, te defiendes, luchas y ensombreces todo intento furtivo de hacerte “feliz”. Te das cuenta entonces que no importa un carajo cuando te dejas seducir por esos roces de materia.
Siempre existen peros, más de los que deberían de haber. Uno puede ser el más fuerte o el más débil, en la misma medida se quebranta el razonamiento. Ya viene C. a reclamarme justicia para mi razón, entonces veré que tan cierto es todo esto. Cuando deje de verme al espejo.
Hoy no me importa mucho permitirle a las memorias marcharse, desde hace mucho aprendí a dejarle a la cronología lavar las impurezas. Estoy satisfecha y a veces parece que no necesito decirlo.
Estoy reinventándome, re descubriéndome… todos los benditos/malditos días, sigo sintiendo la nausea inundándome, sigo sintiendo la realidad palpándome las ideas. Estoy aquí.

S; sin nombre
///
SONIA LÓPEZ
28 años
escribir y fotografiar
dormir y vivir...

+
contacto;;
MailFlickrTumblrIG