Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2015

Yo no soy feminista.

No tenemos la elección de nuestros cromosomas, ni de nuestra composición química al gestarnos en la dialéctica del esperma y el ovulo, componentes que evolutivamente nos permite la procreación: pinchi ironía.
Poseer una especie y una de las ramificaciones de ésta, no implica al primer momento que esas asimilaciones cognoscitivas pertenecientes a las condiciones sociales o culturales, se me atribuyen a priori, como afirman las tendencias intelectuales hoy día. Incluso se le conoce falsamente como esencial para el humano o incluso inherente, la necesidad de la otredad. Parece práctico asumir que somos animales políticos, y que por lo tanto debemos opinar, fomentar, inducir y recibir la contribución de la comunidad como algo propio, pero para solamente reproducirlo Hay bastos ejemplos de cómo, individuos, asumidos fuera los paradigmas establecidos, han logrado su individualización de manera efectiva, teórica y prácticamente.  Miramos todo como una inmensa máquina que construye ideas, t…