miércoles, 7 de septiembre de 2005
19


0 comments
Pienso que pienso demasiado, que busco muchos por que y que eso apesta pero que también es genial ya que no todo mundo se pregunta los por ques de las cosas.
Siempre he sido diferente a los demás y no es un diferencia como las que tiene todo mundo (tan igual), un rareza que me hace distinguir de los demás, tal vez no sea así, pero las personas que me rodean y que se que me aprecian tal cual soy así me lo han hecho saber y creanme que también me pregunto el por que... ¿mi curiosidad me puede matar? yo no soy un gato, tal vez entre tantos pensamientos quiera serlo pero se que no lo soy.
Busco un montón de palabras para poder representar mis pensamientos de una forma en que luzcan tal como son, pensamientos. Pero por mas que busco no las encuentro y me atoro como si mi mente no estuviera capacitada para pensar o razonar, como si mi mete hubiera aprendido tan solo en estos años que no necesita pensar por que tanto en la escuela y como todo lo que nos rodea nos dan todo vilmente masticado casi digerido.
Por la tarde alcance a dormir una hora antes de venir a trabajar, fue genial, hoy ando un poco cansada, solo es cuestión que me acostumbre a esta nueva rutina. Y que decir de la escuela; las cosas marchan bien.
Ayer cuando tome el micro para el centro el señor que estaba sentado en el asiento de enfrente traía a un niño en brazos el cual gozaba de tremendo sueño... No entendí como es que a pesar de las calles mal hechas y algunas sin pavimento, a pesar de las vueltas, los frenones, la música, el gritadero de gente, el calor o cualquier cosa, aun así los niños pueden dormir de esa manera, tal vez yo aun pueda.
Hoy me encontré con una persona x de cualquier lugar que conozco, me saludo lo salude, unas cuantas palabras y silencio, tome el libro que estoy leyendo (no se, de veras que no se que aunque a pesar de todas las cosa que tengo que hacer me doy tiempo para un libro; no es mucho tiempo, claro esta, lo leo mientras voy en los micros. Tal vez lo mas por la persona me lo presto que por el gusto que le he agarrado al dichoso libro) leí un pagina cuando me dio su celular y me dijo, "mi hijo", en la pantalla había un bebe un lindo bebe.
-Es mi hijo- me volvió a repetir
-¿Ya tienes un hijo?- le pregunte
asintió con la cabeza.
- ¿Cuanto tiene?
- Dos días
- (risas) todo orgulloso no?
se asomo un gesto de aparente orgullo paternal...
y así siguió el asunto hasta hablar de aretes en la lengua, baje del micro y tal vez pase otro tanto tiempo para que le vuelva a ver. 19, con esa edad cuenta... 19 y un pequeño de 2 días de nacido.
Ya es hora de dormir y seguir siendo una peque hormiga.

S; sin nombre
///
SONIA LÓPEZ
28 años
escribir y fotografiar
dormir y vivir...

+
contacto;;
MailFlickrTumblrIG