domingo, 2 de abril de 2006
cosas de la mind


0 comments
Aquí estoy de nuevo escribiendo. y es por que me quiero desahogar, me importa muy poco que me den palabras de apoyo, pues esto ya no tiene solución y no importa cuantas palabras me sean otorgadas eso ya se desintegro.
El día en que nací, nacieron unas cuantas nubes, pero poco a poco se han ido consumidas.
Muchas veces quisiera desaparecer en una lágrima, esfumarme entre el cielo y mi cortante respiración.
Que difícil es preguntarle a las personas que aprecias si están bien cuando tu no lo estas, cuando ocupas que solo te digan aquí estoy y que soplen en tu cara para no sentir la humedad de las lagrimas.
Si tuviera alas  para volar, volaría directamente al infinito, por que se que ahí no estaría sola y que no habría a que temerle, por que ya lo sabemos todos tenemos un poco de miedo.
Igual todos tenemos alas, todos brillamos bajo el sol, nunca lo pensamos pero el tiempo todo lo cambia, siempre están en mis sueños y nunca dejan de estar ahí, pero se van desvaneciendo, luego ya no los puedo diferenciar dentro las sobras y las estrellas.
Te quiero, te amo y no me importa decirlo, los tamborines están por testigo que las paletas payaso saben mejor cuando las comparto contigo, cuando no siento el frió.
“Ven conmigo cierra los ojos, guarda silencio sin palabras yo mil cosas te diré”
Si mis zapatos supieran contar yo te diría cuantos pasos he vivido a tu lado, cuantas veces nos besa la lluvia. Soy yo, a mi no me tienes que prometer, soy yo, a mi no me tienes que jurar, mejor acompáñame en los rincones, donde me puedo hacer daño;  dijo Sandra “No lloraba porque una secreta energía la rechazaba en la fácil caída del sollozo; el dolor del jabón no era suficiente, después de todo el tiempo que había llorado por Sonny. Hubiera sido degradarse, sin la única causa que para ella merecía el don de sus lagrimas”.
El día en que yo diga alto; estarás ahí parado, esperando un  abrazo, pero te daré un beso en la mejilla y te diré te amo amor, por que eres especial y si, tengo miedo, por que puede que te guste demasiado comer chícharos de otro color que no es verde.
Creo que  las manchas ya se lograron limpiar, lo malo es que mañana se ensuciaran de nuevo y el detergente de alta calidad ya no funciona como antes, parece que el cloro ya no quiere ayudar. Pero esta ese pañuelo tieso tirado, que no se cuando decida volver. Mientras tanto espero paciente mientras pego con resistol unas cuantas hojas de árbol y como miel salada con un poco de limón por eso de la tos.
Te quiero Sandra, espero estés bien de tu salud. Samantha te amo así muchote porque tu siempre estas ahí molestando con las llamadas desde el teléfono publico. Y tu David me dan miedo estos cambios raros en ti y eso es lo único que se me ocurre ahora, ya deseo dormir los brazos están fríos y mi mamá duerme bien.

S; sin nombre
///
SONIA LÓPEZ
28 años
escribir y fotografiar
dormir y vivir...

+
contacto;;
MailFlickrTumblrIG