sábado, 17 de febrero de 2007
divagacion


6 comments
Y no he parado de comer chocolates,
me hacen feliz, me hacen sonreír, me hace despegar.
Los recuerdos vacíos de la mente ceniza.
Se despiertan, se aloquecen, se imaginan la inmensidad.
Las formulas mágicas existen,
están atoradas en las palabras dulces y en las miradas solitarias.
Una sonrisa cura hasta la peor enfermedad; la soledad.
Imágenes cortas, intangibles y destellantes.
NO he podido dejar de comer chocolates.  
Y palabras que me hacen feliz.



S; sin nombre
///
SONIA LÓPEZ
28 años
escribir y fotografiar
dormir y vivir...

+
contacto;;
MailFlickrTumblrIG