viernes, 9 de marzo de 2007
YureTama


5 comments
Yure-chan y Tama-chan.
Detrás de Yure-chan siempre estaba Tama-chan. Los dos siempre estaban juntos.
En la comida.
-Ya no quiero arroz.
Yure-chan decía: “no debes dejar nada”

En el momento de jugar
-Yo quiero esto Yure-chan.
-Ese es el juguete de la niña.

Cuando todos salían.
-Yo iré por allá Yure-chan.
-Y yo por aquí.

Como pensaba que estaría con los demás, se separaron.
-¿Yure-chan seguro que quieres ir solo?
-Si, esta bien estar solo.

Tama-chan parecía estar muy solo. Pero, no le dijo nada. Y le dijo “haz lo que quieras”. Yure-chan paso a paso empezó a alejarse. Luego de caminar tanto, Yure-chan decía, ¡hay una flor! Y no había nadie junto a él. ¡Una estrella fugaz!, pero no había nadie.
Yure-chan se regreso a casa solo. Y cuando regreso a casa no había nadie junto a él. A la hora de comer. De jugar. De limpiar. Siempre estaba sólo.

¿Tama-chan dónde estás?

Es por eso que Yure-chan se fue a buscar a Tama-chan.

Le pregunto a un gusanito que estaba sobre una flor. ¿Señor gusano a dónde fue Tama-chan?
-Yure-chan, tengo hambre y no puedo moverme.
-Entonces te dar
é mi comida.
-Yo vi a Tama-chan jugando con las flores.
-Gracias señor gusano.

Le pregunto a unos que caminaban por la playa. Oigan, oigan chicos, ¿han visto a Tama-chan? Y ellos le dijeron que solo tenían un juguete. Entonces les doy el mío.
-Gracias. Tama-chan estaba viendo la estrella fugaz en ese lugar.
-Gracias a los dos.

Todos lo habían visto, pero sin importar cuanto caminaba, no encontraba a Tama-chan.
¿Dónde estás Tama-chan?
Yure-chan empezó a llorar. Lloro y lloro hasta que hizo un charco.
¿Tama-chan a dónde te fuiste?
Yure-chan al abrir los ojos, vio dentro del charco a Tama-chan.
-¿Tama-chan… Tama-chan, estás dentro del agua?
-Yo siempre a tu lado, Yure-chan. Siempre detrás de tuyo, cada vez que lo desees.
Aunque no podía ver a Tama-chan, Yure-chan siempre estaba a su lado
-Tama-chan ¿siempre has estado a mi lado?
-Así es, estoy de vuelta Yure-chan
-Bienvenido a casa Tama-chan
Después de esto, ambos se hicieron muy buenos amigos. Y siempre estaban rodeados de otros amigos.

S; sin nombre
///
SONIA LÓPEZ
28 años
escribir y fotografiar
dormir y vivir...

+
contacto;;
MailFlickrTumblrIG