jueves, 12 de abril de 2007
algúndía


4 comments
Hay días en que no me importa mucho nada, nada de ustedes, ni de mí, ni de nadie… ni de nada mucho menos. Es que me siento asfixiada, ahogada de tantas trivialidades absurdas de las que me preocupo y que se preocupan los demás, me harta la gente, las personas, las cosas, los lugares, no me siento cómoda, ni feliz, ni triste. Las insignificancias que me hacen feliz a diario en días como estos no dejan de ser insignificancias, no dejan de ser basura absurda que uso como excusa también absurda para tener un momento agradable en mi vida.
Es un contraste horrible de realidad conceptual y realidad del ser, en la que mi primer yo esta conciente de lo que vive y que no hay mas, que no debe de conformarse con lo que tiene pero no puede esperar mas, solo proponerse hacer mas cosas que llenen vacíos que no existen, que solos se inventan, por que la gente gusta de invitar pretextos, excusas baratas, que leen en las revistas de chismes, la gente estúpida intenta buscar salidas mas fáciles que pensar en sus propios miedos, se llenan de teorías y conceptos que no entienden pero que su medico favorito les dice que padecen; pero luego esta mi segundo yo, que solamente existe, que no se pregunta nada, pero que tampoco esta conforme por no hacerlo. Es como pensar que siempre estaré en algún lugar, existiendo, pensado, sintiendo, pero no para mí, sino para alguien más. Por que nunca me voy pero tampoco nunca estoy, por que a pesar de mis muchos esfuerzos a veces no soy tangible, solo real.
Aun sigo preguntándome, cuando mierdas me daré tiempo para mi.

S; sin nombre
///
SONIA LÓPEZ
28 años
escribir y fotografiar
dormir y vivir...

+
contacto;;
MailFlickrTumblrIG