Ir al contenido principal

Happiness is a state of mind

Este año pinta extrañamente bien, reconfortante y placentero, pero sinceramente, no sé manejar esas situaciones de confort en mi cuerpo o en mi mente. Me resulta difícil trabajar con la sensación de bienestar, la verdad es que suelo ser una persona un tanto amargada y no molesta el hecho, vivo como puedo con lo que tengo.
Por ahí leí que parece estar sobrevaluado eso del año nuevo y de las perspectivas que uno tiene de el, por que realmente eso del tiempo es relativo y el calendario sólo nos ayuda a marcar ese tiempo en el que estamos colocados cada día, semana, mes, etc. Todo lo escrito tiene mucho de razón, pero el comienzo de un año presenta nuevas expectativas, y realmente ese ciclo vicioso de 365 días no equivale realmente a algo continuo, si no nuevas circunstancias capaces de transformarse en experiencias positivas o negativas según nuestras prioridades.
Entrar a la universidad, mudarme de mi hogar, conocer a ciertas personas que han hecho descubrirme de nuevo de una manera que creí haber olvidado ser, no fue casualidad, fueron esfuerzos, enojos, tristezas, caprichos, necesidades y hasta lagrimas. Pero con todo ello pude enfrentarme, por que eran retos que necesitaban ser quebrantados por mi fuerza de voluntad y mis ganas de hacer las cosas, por que así me placía y deseaba hacer; a lo mejor esta nueva época en vida sólo es parte de las consecuencias y/o recompensas de toda la transformación del “año pasado”, algunas presentan un tipo de sensaciones químicas que hacen reaccionar ciertas partes de nuestro cerebro, felicidad la llaman, pero sigo sin descifrarla o poderla disfrutar, es muy fácil admitir que uno se encuentra feliz, pero no lo es tanto el cuestionarse acerca de esa sensación tan voluble.
Lo que me hace feliz es sonreír, un café, un abrazo, platicar, leer, fotografiar y sobre todo escribir, pero al final de cuentas son cosas inanimadas, intangibles, ni si quiera reales en perspectivas diferentes a la mía; sin embargo no entenderlo me resulta aun más satisfactorio, aunque no sé enfrentarlo, supongo que es eso parte de la felicidad y hace que sea simplemente felicidad.


Comentarios

Serguei dijo…
Pues si. También hay que aprender a disfrutar la felicidad. A veces no creemos que nos pueda ir tan bien en cierto momento, pero hay que estar construyendo la satisfacción propia todo el tiempo, y tu has estado ocupada en ello... y yo también :P

Abrazos!
buda dijo…
La felicidad,me esta enseñando que hoy no soy feliz, por que es que cuando tu no estas aqui me quiere huir.

Texto de La Felicidad, del disco Bushido..., solo para participar en tu blog!.
Mi ex maestro de tae kwan do me decia que el dolor es algo que está en la mente, que nuestro cuerpo no puede sentir ese dolor, yo le respondí que es cierto, que está en la mente, pero mi mente me está diciendo que grite.
Que fácil es estar feliz, triste, etc, y eso del cambio de año, es la actitud la que debe uno de cambiar. El cambio de año fue solo el cambio de fecha, de un miércoles a jueves, no hizo un cambio radical, solo momentaneo. Saludos.
Tapiocadas dijo…
en ser feliz, deberias agregar la comida, como los tacos tlacaltecos que estan enfrente del tec de tijuana :s estan bien buenos.
un compa se muere por los tacos de chorizo por la anahuac en mexicali.

pero cuando descubras que es la felicidad no vallas a escribir un post, por que la gente te va a criticar y te dira que ellos la ven diferente.

al fin y al cabo nadie lo sabe ciertamente.

pd, por fin encontre tu blog. :)
Ulises dijo…
Son muy similares las cosas que nos hacen felices, caminar y tomar fotos, un buen café y un abrazo sincero.
Puckis dijo…
Serguei:
es que no sólo ocupada
sino tratando de descifrar todo
Puckis dijo…
buda:
cierto que las cosas que sentimos son producto de reacciones quimicas en nuestro cerebro y que realmente no las sentimos
por eso me desconciertan estas situaciones placenteras por que no las se manejar
gracias por la lectura a mi blog
espero tenerte más seguido por aquí
Puckis dijo…
tapiocadas:
si la comida también lo hace feliz a uno pero igual es por placer vanal
peor muy rica la comida :D
espero que me sigas leyendo entonces
Puckis dijo…
ulises:
es que no es dificil buscar la felicidad
las personas lo hacen parecer dificil

Entradas más populares de este blog

Si te caigo mal, dimelo por favor :)

Nunca he entendido los códigos éticos que se establecen alrededor de la amistad. Por ejemplo qué no se puede y lo qué sí se puede hacer. Lo digo porque constantemente pierdo amistades o gano menosprecios, supongo que yo soy el común denominador. Es decir, la que se equivoca en estas peripecias que le corresponden a la relación con los otros, soy yo y lo reconozco para mejorar y transformar lo que me parece nocivo, en mí y en los demás que me rodean.
Sabrán, los que me consideran o conocen, que mi sinceridad es mi arma más fuerte y que cuando la uso es para decir verdad.  A pocos les gusta el confrontarse en directo, las palabras honestas y que no están del lado de su pensar o sentir. Pero también tenemos la oportunidad de no estar de acuerdo con nuestras amistades aunque represente un retraso en la relación. Para mi significa la oportunidad de siempre estar re planteando esos códigos, porque no son permanentes ni únicos para todos, en mi caso tengo definiciones bien contrarias de lo qu…

No te aburre, pensar igual que los demás.

La edad asecha a los consciencias torpes que se determinan por el debería y no por el quisiera.  Nosotros decidimos como crear nuestras vidas juntos. A veces decido de tal forma que no todo lo que se construye resulta ideal, en el sentido de que termina siendo un consecuencia negativa para cualquiera de los involucrados. Las personas de las que decido rodearme si bien en un momento tienen su funcionalidad en otros, no sé si por mi empatía desvariada o mi forma tosca de ser, se pierden como cuando pierdes un objeto efímero: un botón, cincuenta centavos.
Pienso en todos ellos, en su mayoría hombres, siempre ha sido así, desde que recuerdo, me rodeo de varones porque me permite una mejor relación, sin esas fracturas sentimentales que poseen todas las mujeres. Eso me ha permitido tener esa ambivalencia entre los géneros que hasta muy tarde aprendí a comprender y que me causa una sensación placentera no verme dentro de los sistemas emocionales, instrumentales femeninos.
Hay veces que realmen…

Platicar después de las 12pm

Dime, ¿cómo has estado realmente?, uno siempre pregunta - ¿cómo estás? - y la respuesta automática es - bien, ¿tu cómo has estado? -
Plantea muchas cosas preguntar cómo se está, siempre pienso en eso y si realmente quiero saber cuándo lo pregunto, a veces si lo pregunto sinceramente, a veces no, mis respuestas siempre son muy irónicas como: "pues estoy", pero es más profunda mi respuesta que eso, porque últimamente he decido lidiar con mi distimia, o no hacer como que no la tengo, apenas el otro día me confesé con mis compañeros de trabajo, en parte para que me entendieran, en parte por empática para sentir aprecio por personas ajenas a mí, pero que son parte de mi rutina laboral.

Analizando la situación a grandes rasgos creo que estudiar filosofía fue la mejor decisión que he tomado en mi vida, me hizo cambiar y al mismo tiempo reafirmar muchas ideas, esto provoco muchas depresiones que tuve que lidiar sola porque en mi casa siempre han tenido sus problemas para relacionarse …