Ir al contenido principal

Ella.

López, Sonia

Hablar acerca de alguien generalmente tiende a ser difícil, partiendo de que uno ni a sí mismo termina de conocerse. Tratar de interpretar a alguien más parece pretensioso, ya que podemos equivocarnos con facilidad.
Supongo, dentro de la experiencia de vivir, se encuentra la introspección y la íntima relación que ésta lleva con el contacto que se tiene con las personas. Dentro de esa misma experiencia se haya una infinidad de circunstancias y sobre todo se hayan aquellas personas que nos hacen evolucionar o enriquecernos espiritualmente. Pertenece en nuestro ser alguien que marca una pauta dentro del empirismo de la vida, tal vez hasta un nuevo comienzo, tal vez un despertar, tal vez y exagerando, una epifanía.
En mi caso podría mencionar muchos nombres de personas que han trascendido en mi, son pocos los años que he tenido la dicha o la suerte de vivir; sin embargo la apreciación de la existencia comienza desde el vientre materno, dos décadas desde entonces parecen muchas.
Valorando todo esto, he de disfrutar estos momentos para escribir acerca de ella, quien prefiere que se le llame por su segundo nombre, con el único motivo de que se cumplen veinte años desde que su madre le dio a luz.
Sólo han pasado cuatro años desde que su presencia está en convergencia con la mía. Pero más que años, las experiencias que compartimos se siguen acumulando día con día.
No pretendo colocarla con un titulo dentro de este escrito, ya sea amiga o hermana, que es dónde podría estar clasificada. Mujer de pasiones y furores, es lo que podría atreverme a describir acerca de ella. Lejos de conceptos, lejos de razón, pero siempre cerca de mis cuestionamientos filosóficos.
Los sentimientos que me provoca son bastantes y muy diversos, después de todo, son esas reacciones las que despiertan el interés para descifrar a alguien. Hablar de ello resulta ambiguo, todos hemos de sentir en determinado momento ciertas emociones por ciertas personas y eso no dejara de pasar.
Ciertamente no sé hasta cuando persista esta relación, con que profundidad o cualidad. No sé qué será de ambas en un futuro, o que reacciones podremos provocarnos mañana. Sé en cambio que somos humanas, capaces de interactuar y aprehender, interpretarnos y compartir la práctica de vivir.
Lo mejor de ser humano, y aunque pudiera equivocarme, considero son las mentes que compaginan con tu pensamiento, que logran entenderse en medio de una infinidad de percepciones diferentes a la tuya. Existir realmente resulta un triunfo cuando encuentras el tipo de persona que evoca en ti una emoción profunda. Escribirlo es redundante, pero ella es ese tipo de personas para mí.
Dentro de las cosas imposibles, desearía poder entenderla completamente, también desearía alejarla de cualquier adversidad, como si fuera mi hija, más que como dije, una hermana o una amiga. Lo único a lo que me puedo remitir es a seguir deseando para ella sólo muchos años de vida, sustanciosos, llenos de conocimientos, llenos de sentimientos placenteros y llenos de personas que le provoquen lo mismo que ella provoca en mi.

Comentarios

Orizschna dijo…
Los ejercicios introspectivos tienen su razón de ser, igual que su fin.
Muchas veces al hablar así uno desnuda intenciones o descubre acciones que creía muertas, para eso sirve todo esto, para darse cuenta de que uno es maravilloso, culero, un ser humano en toda la extensión de la palabra.
Tu que puedes cuidarla, hazlo, siempre ten por seguro que esa necesidad de protección paternalista le va a beneficiar, y a tí también.
Perdón, igual y me proyecté, pero así es el asunto.
Un abrazo enorme Puckis, uno bien eterno.
Heroe Anonimo dijo…
esta muy bonito y elegante tu blog, me dio gusto llegar a el, un saludo y por favor cuidate mucho.
Cris ^^ dijo…
Hola :D

Feliz Fin de semana!!


:)
Tapiocadas dijo…
lo mejor del ser humano es que puede hacer lo que se le pega la gana. y ya cuando hace lo que quiere, la demas gente lo critica o lo regula con las leyes.

y luego salen con la leyenda: solo se vive una vez.
la vida es muy corta.
Es coincidencia o noto un esmero especial en la redacción de este texto?
Será que la niña merece la pena.


muy mona la photo de la sidebar. tienes reflex??

Un abazo, puckis.
Interesante escrito, no te había visto esmerarte tanto en un escrito desde hace tiempo, parece que es una persona que en verdad ha trascendido en tu vida, que bonito que hayas descubierto lo mejor de ese ser humano, ojalá que esa empatía se mantenga en pie el resto de tu vida.

Saludos.
Puckis dijo…
Orizschna:
al fina las palabras las que importan
no se borran :)
Puckis dijo…
hereo:
gracias por pasar :)
Puckis dijo…
cris:
igual feliz semana y fin de semana
proximos pero lindos :)
Puckis dijo…
tapiocadas:
yup siempre digo hay que vivir
por que dice mi abuelo
"deja que el mundo ruede"
Puckis dijo…
gris:
no es coincidencia, hubo esmero
y no fue por ella (:
no tengo reflex sólo photoshop jaja
Puckis dijo…
caelo:
entre otras cosas el sentimiento ayudó
pero no fue lo que hizo que me esforzara

Entradas más populares de este blog

Si te caigo mal, dimelo por favor :)

Nunca he entendido los códigos éticos que se establecen alrededor de la amistad. Por ejemplo qué no se puede y lo qué sí se puede hacer. Lo digo porque constantemente pierdo amistades o gano menosprecios, supongo que yo soy el común denominador. Es decir, la que se equivoca en estas peripecias que le corresponden a la relación con los otros, soy yo y lo reconozco para mejorar y transformar lo que me parece nocivo, en mí y en los demás que me rodean.
Sabrán, los que me consideran o conocen, que mi sinceridad es mi arma más fuerte y que cuando la uso es para decir verdad.  A pocos les gusta el confrontarse en directo, las palabras honestas y que no están del lado de su pensar o sentir. Pero también tenemos la oportunidad de no estar de acuerdo con nuestras amistades aunque represente un retraso en la relación. Para mi significa la oportunidad de siempre estar re planteando esos códigos, porque no son permanentes ni únicos para todos, en mi caso tengo definiciones bien contrarias de lo qu…

No te aburre, pensar igual que los demás.

La edad asecha a los consciencias torpes que se determinan por el debería y no por el quisiera.  Nosotros decidimos como crear nuestras vidas juntos. A veces decido de tal forma que no todo lo que se construye resulta ideal, en el sentido de que termina siendo un consecuencia negativa para cualquiera de los involucrados. Las personas de las que decido rodearme si bien en un momento tienen su funcionalidad en otros, no sé si por mi empatía desvariada o mi forma tosca de ser, se pierden como cuando pierdes un objeto efímero: un botón, cincuenta centavos.
Pienso en todos ellos, en su mayoría hombres, siempre ha sido así, desde que recuerdo, me rodeo de varones porque me permite una mejor relación, sin esas fracturas sentimentales que poseen todas las mujeres. Eso me ha permitido tener esa ambivalencia entre los géneros que hasta muy tarde aprendí a comprender y que me causa una sensación placentera no verme dentro de los sistemas emocionales, instrumentales femeninos.
Hay veces que realmen…

Platicar después de las 12pm

Dime, ¿cómo has estado realmente?, uno siempre pregunta - ¿cómo estás? - y la respuesta automática es - bien, ¿tu cómo has estado? -
Plantea muchas cosas preguntar cómo se está, siempre pienso en eso y si realmente quiero saber cuándo lo pregunto, a veces si lo pregunto sinceramente, a veces no, mis respuestas siempre son muy irónicas como: "pues estoy", pero es más profunda mi respuesta que eso, porque últimamente he decido lidiar con mi distimia, o no hacer como que no la tengo, apenas el otro día me confesé con mis compañeros de trabajo, en parte para que me entendieran, en parte por empática para sentir aprecio por personas ajenas a mí, pero que son parte de mi rutina laboral.

Analizando la situación a grandes rasgos creo que estudiar filosofía fue la mejor decisión que he tomado en mi vida, me hizo cambiar y al mismo tiempo reafirmar muchas ideas, esto provoco muchas depresiones que tuve que lidiar sola porque en mi casa siempre han tenido sus problemas para relacionarse …