viernes, 3 de octubre de 2008
Figurate que.


14 comments
Y es que yo aun no le hayo mucho chiste a eso de estar viviendo sola. Limpio, cocino y todas esas cosas domesticas igual que en mi casa de Ensenada. Mis días ya no son tan (y énfasis en el tan) tediosos, por así decirlo por que la verdad y es que no me canso de repetirlo, la escuela y sobre todo por que es la universidad, si que me sienta bien.
Hoy, bueno, mas bien ayer, empecé con eso del servicio social de primera etapa, supuestamente lo tengo que acabar antes de tercer semestre, pero es pura presunción ya que muchos de semestres mas avanzados no tienen más que cincuenta horas acumuladas y por que vendieron los dichosos boletos tan afamados de el sorteo UABC, que son prácticamente obligatorios, yo me vi bien influyente y los regrese completos, tuve que soportar el discurso de la vida y etc. de mi director pero como estoy en la Facultad de Humanidades eso implica que si se nos obligara a venderlos, sería por supuesto propósito de huelga mundial o mínimo un encadenado a una palmera. Eso de las horas por que uno tiene que cumplir con trescientas y aunque ahorita no parece importar mucho al final de la carrera te enchorizan con esos detalles pero que pues, después de dos meses yo no me preocupare por esas venditas horas, con veinte me darán por cumplido mi servicio social, digo, hasta que empiece cuarto semestre y tenga que hacer las horas de servicio de otro tipo, ¡ay esta universidad y su administración! Pero, continuando con esto de mi servicio, pues que me quise ver bien cool y decidí entrar a un programa de círculos de lectura para niños de primaria, la experiencia en-can-ta-do-ra y eso con un dejo de desprecio hacia los niños por que aunque yo fui una algún día no dejan de incomodarme, no es que los odie o tenga algún conflicto existencial de mi infancia, pero hay cosas mas interesantes que un niño que por todo dice ¡yai! Igual han de tener su encanto, pero a mi no me derriten sus caras de cachorro. Tampoco los culpo, algún día también se tendrán que dar cuenta de todo lo que implica existir y pues nada eso ya es mas filosófico y hoy no estoy para esas cosas.
Para llegar a la primaria donde hago mi servicio, tomo un camión y una muy común calafia (microbuses región cuatro) es chistoso como parece que conociera el camino y por donde es que ando, pero la verdad es que no y no me perdido y aunque lo hiciera no me interesaría mucho. Sabia que Tijuana era grande y por lo tanto compleja, pero ahora que lo estoy experimentando, pues tampoco tiene mucho chiste. Ya después que me pierda veré si cambio de opinión.
Sí, es muy obvio que hay tantas cosas que quiero escribir que no me alcanza una noche, ya es tarde y acabo de terminar de limpiar así bien mundialmente mi departamento, mis manos huelen a cloro y mi cuerpo está cansado, así que por ahora hasta aquí la dejo.

S; sin nombre
///
SONIA LÓPEZ
28 años
escribir y fotografiar
dormir y vivir...

+
contacto;;
MailFlickrTumblrIG